Mousse de Mango y Yogur

4
Intermedio
Cuando necesites mantener los pies en la tierra y la cabeza en la playa contá con este delicioso mousse frutal, un postre sin culpa con sabor a vacaciones.

Ingredientes

2 mangos grandes y maduros
1 naranja
1 pote de Yogurísimo Natural Sin azúcar agregada
1 clara de huevo
3 cucharadas de azúcar
3 cucharadas de agua fría
1 cucharada de gelatina en polvo

Paso a paso

1Pelar los mangos, quitar el hueso y trocear. Licuar junto al jugo de la naranja, hasta conseguir un puré. Añadir Yogurísimo Natural y el azúcar, y mover con una cuchara para que se mezclen todos los ingredientes.
2En un jarro, mezclar el agua y la gelatina. Poner al fuego y calentar un par de minutos para disolverlo. Verter la gelatina sobre el puré y remover bien.
1Pelar los mangos, quitar el hueso y trocear. Licuar junto al jugo de la naranja, hasta conseguir un puré. Añadir Yogurísimo Natural y el azúcar, y mover con una cuchara para que se mezclen todos los ingredientes.
2En un jarro, mezclar el agua y la gelatina. Poner al fuego y calentar un par de minutos para disolverlo. Verter la gelatina sobre el puré y remover bien.
3Por último, batir la clara a punto de nieve y mezclar con el batido anterior, con cuidado para que no se baje. Reservar en la heladera hasta la hora de servir.
1Pelar los mangos, quitar el hueso y trocear. Licuar junto al jugo de la naranja, hasta conseguir un puré. Añadir Yogurísimo Natural y el azúcar, y mover con una cuchara para que se mezclen todos los ingredientes.
2En un jarro, mezclar el agua y la gelatina. Poner al fuego y calentar un par de minutos para disolverlo. Verter la gelatina sobre el puré y remover bien.
3Por último, batir la clara a punto de nieve y mezclar con el batido anterior, con cuidado para que no se baje. Reservar en la heladera hasta la hora de servir.
1Pelar los mangos, quitar el hueso y trocear. Licuar junto al jugo de la naranja, hasta conseguir un puré. Añadir Yogurísimo Natural y el azúcar, y mover con una cuchara para que se mezclen todos los ingredientes.
2En un jarro, mezclar el agua y la gelatina. Poner al fuego y calentar un par de minutos para disolverlo. Verter la gelatina sobre el puré y remover bien.
3Por último, batir la clara a punto de nieve y mezclar con el batido anterior, con cuidado para que no se baje. Reservar en la heladera hasta la hora de servir.
¡Cociná con
yogurisimo a toda hora!

Hablemos